Podcast #097 - Expansiones y donuts

Últimamente no se concibe un juego que haya tenido un mínimo de éxito sin que aparezca al tiempo una expansión que permita modificar de alguna manera la experiencia de juego añadiendo nuevos componentes. La mayor parte de este episodio está dedicada a esas cajas que nos compramos pensando en alargar la experiencia que nos proporciona el juego original, tertulia en la que hasta participaron muy activamente los oyentes que nos escucharon en directo contando sus manías con respecto a ellas.

Suscripción Podcast de Vis Ludica: iTunes | RSS |

Patrocinado por: DracotiendaTu tienda de juegos en internet. Una tienda online de juegos de mesa con un gran catálogo de juegos nacionales y de importación y que su mayor valor es la rapidez y la atención al cliente.

Sumario:

0:02:30 Tertulia: Expansiones de juegos de mesa.

1:20:50 Capitán Flint, de la editorial Viravi, juego que amablemente nos han enviado para reseñar.

1:28:29 Pandemic Legacy.

1:43:15 Tesla vs. Edison

1:55:58 Grand Austria Hotel

Enlaces:

La colección de Dominion de Misut Mepple:


Calvo Expósito comentó en el chat de la grabación en directo una anécdota relacionada con el exceso de opciones denominada "El efecto Coolidge":

En una ocasión el presidente de los Estados Unidos Calvin Coolidge estaba visitando con su mujer una granja experimental del gobierno. En un momento dado la primera Dama se había adelantado un poco cuando observó como un gallo desarrollaba una frenética actividad sexual. Sorprendida no pudo dejar de preguntar al asistente cuantas veces lo hacía el gallo al día. La respuesta le sorprendió aún más “Una docena de veces cada día Señora”. Con una maligna sonrisa, la señora Coolidge dijo al asistente: “No se olvide de comentarselo al Presidente cuando pase por aquí”.

Más tarde llegó el Presidente al mismo punto. Allí fue informado de las palabras de la primera Dama. Calvin Coolidge, no se alteró, y miró con tranquilidad al gallinero “Y dígame”, preguntó “¿es siempre con la misma gallina?”. El asistente respondió : “No señor Presidente, es una gallina diferente en cada ocasión”. El Presidente no movió ni un ápice el gesto ” Asegúrese de decir eso a la señora Coolidge”.