Consejos para novatos en 18XX

Empezar con esta serie de juegos bien es conocido por todos que no es fácil. Que no son asequibles. Muchas veces he pensado en hacer una guía estratégica, pero es tan complejo este mundo que me vengo abajo. Al final, tan sólo se me ha ocurrido una serie de consejos y recomendaciones “para principiantes” que no conviene olvidar cuando nos enfrentamos a nuestras primeras partidas a un 18xx. Os lo voy a explicar a través de la secuencia de juego:

Ronda inicial y primera Ronda Operativa:

En la subasta de las compañías privadas intenta comprar lo que compren los demás, es decir, que las compañías que compres den más o menos el mismo dividendo que las demás. Es un gran handicap al principio que el resto de jugadores cobren un dividendo que tú no. A la hora de comprar acciones el resto de jugadores tendrá dinero y tú no.

Es lógico, y es evidente, y quizás este punto sobre, pero al inicio, el par determina en qué posición va a operar la compañía y es importante posicionarse de inicio en el tablero. Las que tengan el par más alto inician luego el posicionamiento de tiles en el tablero y puede que construyan dónde tú tenías pensado.

Cuando fundes una compañía, ten presente que:

Total recibido al inicio – lo pagado por compañías privadas = dinero necesario para fundar una compañía. Y observa también al par que quieres que salga. No te quedes a medias, es decir, asegúrate de que tenga suficiente capital como para comprar su primer tren.

Ronda de acciones (Stock Round):

Ver quién tiene el Priority Deal. Esto es muy importante ya que va a ser clave en la posición que vayas en la próxima SR (Stock Round) para comprar acciones. Es difícil manipular la SR para ver si puedes ser tú el primero, pero al menos ten presente en qué posición vas a ir.

En algunos 18xx, cuidado con tener al menos el 20% de la compañía de otro jugador: puede expoliarla y convertirte en el presidente de una compañía arruinada y con poco futuro.

Compra acciones de las compañías más rentables y con mayor potencial, incluso si no son las tuyas. Vende de las menos rentables y con menos futuro.

Dinero sin invertir, dinero que no renta. Normalmente es mejor invertirlo en acciones, aunque den pocos dividendos, que dejarlo ahorrado.

Ronda operativa (Operating Round):

Observa no sólo las compañías que están operando en manos de los jugadores, tienes que contar que en la siguiente ronda de acciones alguno puede fundar una compañía y te puede dejar sin trenes igualmente.

Vigila las tiles, puede que cuando vayas a construir, ya no queden tiles o no haya de un upgrade.Vigila los tiles disponibles que necesitarás construir y que puedan ser utilizados por otros jugadores antes que tú.

En algún momento en la mitad de la partida, hay que observar constantemente si el siguiente cambio de fase dejará sin trenes a tus compañías. Importante también es saber que el número de trenes disponible al principio no es el mismo que al final; hay muchos menos trenes.

Racionaliza los “token station”. Úsalos para posicionarte, cortar las rutas de otras compañías y para maximizar el recorrido de tus trenes.

Cuidado con comprar muchos trenes al principio: mermarás las arcas de la compañía y echarás en falta el dinero más adelante.

Planifica las mejores rutas de tus compañías públicas, aquellas que te den más ingresos.

Recuerda que puedes comprar trenes entre tus propias compañías, y que esto también sirve para traspasar dinero de una compañía a otra.

No temas en retener dividendos para poder comprar trenes más modernos. Es habitual hacerlo en algún momento de la partida.

Aprovecha las características de tus compañías privadas. Si por ejemplo adquieres la acción de una compañía pública, te interesará que flote cuanto antes.

Recupera lo que pagaste por tus compañías privadas antes de que cierren vendiéndolas a tus compañías públicas.

Estima y reserva el dinero que tus compañías públicas pagarán para construir sus rutas (ríos, montañas, etc.)

Estar cerca de otras compañías no tiene por qué ser peligroso ya que sus vías expandirán tus rutas más rápidamente haciéndolas más rentables. Pero vigila que no bloqueen tus rutas colocando “token stations”.

No dudes en deshacerte de tus compañías públicas si no te convencen y puedes pasar la presidencia a otro jugador. ¡Vende las acciones y que apechugue otro! Es parte de la gracia de los 18XX.

Por supuesto que hay muchos más puntos y más complicaciones, pero éstas son algunas consideraciones que debemos tener en cuenta que no se deben de olvidar. A la serie de los 18XX llevo ya como 20 partidas y muchas veces bastantes puntos de los aquí expuestos se me olvidan. Espero haber llegado con esta pequeña guía a recordar a muchos jugadores esos pequeños detalles que se nos olvidan y a otros muchos que les pique algo la curiosidad y prueben alguno de ellos.